TOGO 2016 - Discurso de bienvenida

Discurso de bienvenida

BIENVENIDA DE SU EXCELENCIA Faure Gnassingbé, Presidente de la República de Togo

Queridas hermanas,
Queridos hermanos,
Queridos amigos,

A todas y todos aquellos que participarán en la conferencia de Lomé, quiero darles una calurosa, cordial y fraternal bienvenida a la tierra togolesa de África.

En nombre del Pueblo togolés, de su Gobierno y en el mío propio, me congratula la celebración en Togo de la Sesión extraordinaria de la Conferencia de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana, reunida en torno al tema de la Seguridad Marítima y el Desarrollo en África.

Acogiendo esta conferencia de gran alcance para África, Togo quiere reafirmar su interés y su compromiso con la causa de nuestro continente, cuyo presente y futuro le son tan queridos.

A nadie se le escapa el papel de África ante el desafío que plantea la política mundial en términos de geopolítica, geoestrategia y geoeconomía; en una palabra, en la problemática de las relaciones internacionales.

De hecho, las diversas actividades que pretenden desestabilizar África, tanto por vía terrestre como por vía marítima, entre otras, no pueden dejar a los Estados y pueblos africanos indiferentes.

Conscientes del peligro que amenaza la existencia de nuestros países y pueblos, así como de la imperiosa necesidad de movilizar los recursos de que disponemos, incluyendo, entre otros, nuestros mares y océanos, los Estados de África adoptaron en Malabo, a instancias de Togo, la decisión de celebrar una sesión extraordinaria sobre la Seguridad Marítima y el Desarrollo en África. La sesión se celebrará en Lomé el 15 de octubre de 2016.

En el marco de la Conferencia, se examinarán diversas cuestiones, entre ellas las vinculadas a la inseguridad marítima, marcada por actos de agresión, bandidaje y robo a mano armada; el tráfico ilícito de cualquier tipo que transita por mar; la pesca ilegal; la conservación del medioambiente marino; el mar como factor de desarrollo y cooperación regional e internacional para la salvaguarda de la seguridad marítima.

Además, la Conferencia estudiará las vías y medios adecuados para atajar los delitos que atentan contra la paz y la seguridad, así como contra la navegación en todo el conjunto del espacio marítimo africano, en particular, en el Cuerno de África y el golfo de Guinea.

En materia de desarrollo, la Estrategia africana integrada para los mares y los océanos de cara a 2050 (Estrategia AIM 2050) centrará los trabajos de Lomé con vistas a una ejecución más sostenida e intensa de su plan de acción, que pretende crear una mayor riqueza a través de la promoción de una economía azul, floreciente, sostenible, segura y respetuosa con el medioambiente.

En este sentido, es importante, pues, que África, decidida a asumir plenamente la responsabilidad que le incumbe con respecto a sí misma, y apoyada por la comunidad internacional, se dote de los medios necesarios para atajar los delitos en la mar, y que se concentre en la consecución de la agenda 2063 de la Unión Africana para África, que ofrece perspectivas halagüeñas al continente en lo que respecta a su progreso económico y social, entre otros.

Convencido de que África puede hacerse responsable y asumir su propio destino, es mi deseo que la Conferencia de Lomé logre alcanzar resultados concretos, fiables y viables, que permitan conseguir rápidamente nuestros objetivos de paz, estabilidad y desarrollo para África.